Centro de Arbitraje y Mediación
Cámara de Comercio de Santiago

Nuestros Servicios

Dispute Boards


El Dispute Board o DB es un sistema alternativo y anticipado  de resolución de controversias, en virtud del cual un panel de expertos independiente, constituido normalmente al inicio de la ejecución del contrato, ayuda a las partes a resolver sus desacuerdos a través de la asistencia informal y la emisión Recomendaciones o Decisiones, según el modelo que se adopte. Por su naturaleza, opera en contratos con cierto contenido técnico, que son de ejecución de mediano a largo plazo y en los que la solución oportuna de alguna desavenencia presenta un provecho especialmente atractivo para  las partes.

Si bien existen experiencias de DB en áreas, como el sector extractivo y energético, el rubro dentro del cual nacieron los DB y que más desarrollo conoce la experiencia local y comparada es el de la construcción. De esta manera, el CAM Santiago suscribió en septiembre de 2014 un Convenio de Cooperación con la Cámara Chilena de la Construcción, con el propósito de avanzar en la implementación y sociabilización en nuestro cultura de los DB.

Son varios los países que han institucionalizado el sistema de Dispute Board, esto significa que cuentan con un reglamento y un ente administrador de tales servicios. Por nombrar algunas, la American Arbitration Association tiene reglas sobre estos mecanismos desde el año 2000; el International Centre for ADR de la Cámara de Comercio Internacional tiene un reglamento Dispute Board y ofrece el servicio desde el año 2004; la Japan International Cooperation tiene su reglamento propio desde el año 2012 y recientemente en mayo de 2014, el Centro de Análisis y Resolución de Conflictos de la Pontificia Universidad Católica de Perú elaboró un Reglamento de Dispute Boards. Asimismo, a nivel gremial existe una Federación Internacional de DB y una fundación mundial de promoción de los DB, llamada Dispute Resolution Board Foundation, con quien el CAM Santiago,  firmó un convenio de colaboración en octubre de 2014, transformándose así en el primer país sudamericano en suscribir un convenio con esta institución.

El sistema propuesto, al tratarse de un mecanismo rápido y de solución temprana de controversias, es altamente eficiente en una fase en que el conflicto no ha escalado ni se ha visto complejizado con nuevos factores. Junto a lo anterior, la satisfacción de las partes con las determinaciones o sugerencias del DB son mayores que la obtenida por la vía adjudicativa, dado que el DB está compuesto por profesionales imparciales con conocimiento técnico que, además, le han hecho un seguimiento al contrato desde su inicio.

El Panel de Expertos se encuentra conformado por personas neutrales usualmente llamadas  expertos del DB, los cuales deben estar informados continuamente de la marcha de la obra y tienen la facultad de realizar visitas al lugar de ejecución de la construcción. Durante la ejecución del contrato buscando siempre entregar solución a las disputas o puntos de desencuentro entre las partes durante la ejecución de la obra, con el fin entre otros que esta no  se paralice.

Por último, gran éxito exhibe a nivel comparado el rol de mediador que puede desempeñar el Dispute Board una vez que las partes le requieren su asistencia informal. Tal como se expondrá más adelante, las partes pueden solicitar al DB que preste asistencia informal frente a una desavenencia o conflicto, oportunidad en la cual el DB, al ser libre para tratar el conflicto según la manera que le sea más apropiada, tiene una posibilidad única resolver el potencial conflicto en sus orígenes y componer las confianzas entre las partes que permitan continuar con una ejecución mutuamente satisfactoria del contrato.