¡Nuevo el Reglamento Procesal de Arbitraje Nacional entrará en vigor el 1° de abril de 2021!

Con motivo de la experiencia del CAM Santiago en la tramitación de los arbitrajes en pandemia, y la incorporación de diferentes mejoras al sistema en las mismas actas de fijación de bases del procedimiento en los últimos 9 años, el CAM Santiago presentó su Nuevo Reglamento Procesal de Arbitraje Nacional, el que comenzará a regir para los nuevos ingresos desde el 1° de abril de 2021.

Durante el lanzamiento del reglamento -realizado por zoom- con la participación de cerca de 300 personas- se destacaron los puntos más importantes del nuevo texto, tales como, los principios de celeridad y economía procesal, el uso de la tecnología en los procedimientos, la buena fe procesal y el manejo de potenciales conflictos de interés.

La actividad contó con la participación del comité redactor, integrado por los consejeros del CAM Santiago, Luis Bezanilla, Cristián Maturana, María Agnes Salah, el árbitro Rodrigo Guzmán, y Macarena Letelier, Ximena Vial y Jazmina Santibáñez, del equipo del CAM Santiago.

A juicio del presidente del CAM Santiago, Herman Chadwick, “con este nuevo reglamento buscamos actualizar el procedimiento a la vanguardia internacional. Queremos adaptarnos a las nuevas tecnologías y a los requerimientos de las partes. Este documento responde, principalmente, a necesidades que hemos visto reflejadas en las actas de base en los primeros comparendos, en temas sobre confidencialidad, notificaciones, plazos, pruebas, etc.”.

El reglamento comenzará a regir en las causas que ingresen al centro a partir del primero de abril. Durante el mes de enero, se realizaron múltiples capacitaciones a árbitros del CAM Santiago, sin perjuicio que la Oficina de Estudios y la Unidad de Arbitraje estarán disponibles para responder preguntas y dudas que se presenten en la tramitación de los procedimientos arbitrales.

Finalmente, la Directora Ejecutiva del Centro, Macarena Letelier, señaló que “es responsabilidad de la institución arbitral adecuar los reglamentos a lo largo de los años, adaptarse a los cambios, teniendo en consideración la experiencia internacional, el acuerdo de las partes que muchas veces modifican el procedimiento, y la eficiencia en equilibrio con el debido proceso para un mejor acceso a la justicia”. Cabe recordar que el reglamento actual se dictó el año 2012.