IX Pre-Moot CAM Santiago y XIV Competencia Internacional de Arbitraje



Entre el 20 y el 22 de septiembre de 2021 la Oficina de Estudios y Relaciones Internacionales del CAM Santiago organizó la novena edición del tradicional Pre-Moot CAM Santiago, con el objetivo de preparar a equipos latinoamericanos participantes en la XIV Competencia Internacional de Arbitraje.

Equipo de la Universidad Externado de Colombia, ganadores del IX Pre-Moot CAM Santiago

La Competencia Internacional de Arbitraje es una actividad académica que se desarrolla anualmente entre equipos de estudiantes universitarios, con la finalidad de alentar el estudio del Derecho Internacional y el uso del arbitraje como forma de resolución de disputas internacionales, “permitiendo que los participantes, futuros abogados [as], desarrollen experiencia práctica y habilidades en argumentar frente a un panel compuesto por profesionales provenientes de diferentes sistemas legales. Inclusive, el formato de audiencias remotas celebradas por medios electrónicos permitirá a los estudiantes familiarizarse con una modalidad que ya se ha extendido en la práctica de los arbitrajes internacionales”, señalan sus reglas.

En la edición de 2021 participaron 50 equipos de 12 países de América Latina y Francia, 424 competidores y 187 entrenadores, quienes debieron redactar memoriales de demanda y de contestación en un caso ficticio (y sus aclaraciones) para luego presentar sus argumentos orales en favor de ambas partes ante distintos tribunales arbitrales.

Durante la preparación de la fase oral de la Competencia Internacional de Arbitraje, 4 equipos –este año asignados por el Comité Organizador– participaron en el IX Pre-Moot CAM Santiago – Torres del Paine: la Universidad Privada Boliviana, la Universidad Andrés Bello (Chile), la Universidad Externado de Colombia y la Universidad Nacional Federico Villarreal (Perú).

Como árbitros de la ronda general del IX Pre-Moot CAM Santiago participaron Josefina Trujillo (AJ CAM Santiago), José Luis Corvalán (AJ CAM Santiago), Josefina Movillo (SVYAP), María Gabriela De Abreu (Heidelberg Center para América Latina), Solana Beserman (Competencia Internacional de Arbitraje – Arbitraje Alumni), Juan Ignacio Massun (Corte Permanente de Arbitraje), Julián Bordaçahar (CPA), Catalina Amenábar (AJ CAM Santiago), Juan Diego Rabat (AJ CAM Santiago),  Joselyn Henríquez (AJ CAM Santiago), Francisco Rodríguez (SVYAP) y Karen Werner (AJ CAM Santiago). Los tribunales arbitrales de esta etapa fueron presididos por Corvalán, Beserman, Amenábar y Rodríguez.

Los secretarios de los tribunales arbitrales de esta edición fueron los pasantes del CAM Santiago Felipe León, Tamara Atabales y Francisco Ortega (estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile), además de Felipe Montero (Arbitraje Alumni).

De parte de la Universidad Nacional Federico Villarreal estamos muy agradecidos por toda la que organización que ha tenido el evento. Han sido muy enriquecedoras todas las experiencias que hemos podido obtener con los equipos, hay bastante nivel y se ve que todos han venido bastante preparados. Ya falta poco y todo el esfuerzo que hemos puesto en la fase escrita, y ahora en la fase oral, se evidencia”, resaltó la estudiante Clara Palaco.

El estudiante Daniel Heller (Universidad Privada Boliviana) agregó que “ha sido una experiencia involvidable, para mí mi primer año participando en un pre-moot y ha sido increíble el desarrollo que han tenido todos los equipos participantes, los felicito por eso. La preparación es ardua y complicada, pero al final vemos los resultados en las audiencias y cómo de una audiencia a otra podemos crecer y mejorar. Espero que podamos conocernos más en profundidad, también de eso se trata. Y gracias por la experiencia, ha sido bastante divertida y enriquecedora”.

La edición de este año contó con la colaboración de Santiago Very Young Arbitration Practitioners (SVYAP) y de Arbitraje Alumni. A propuesta de estos últimos, y en línea con eventos similares organizados en América Latina en 2021, que destacaron aspectos culturales y geográficos de los países anfitriones, el nombre temático de la actual edición del Pre-Moot CAM Santiago buscó rendir homenaje a la Patagonia chilena y a las Torres del Paine, ubicadas en la Provincia de Última Esperanza en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Las Torres del Paine fueron declaradas Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1978 y cada año son visitadas por miles de personas.

Durante la pre-competencia, SVYAP organizó un conversatorio titulado «¿Después de la competencia, qué? Explorando carreras profesionales en arbitraje internacional».

El tribunal arbitral de la final del IX Pre-Moot CAM Santiago estuvo integrado por Adriana Pucci, Cristián Conejero y Macarena Letelier.

Tras una fase general altamente competitiva, los equipos finalistas del IX Pre-Moot CAM Santiago fueron la Universidad Andrés Bello y la Universidad Externado de Colombia, quienes ganaron la final y también tuvieron el puntaje de equipo más alto durante las rondas generales. El tribunal arbitral de la final estuvo integrado por Adriana Pucci, Cristián Conejero y Macarena Letelier.

El equipo ganador se adjudicó una pasantía de 2 meses en el Centro de Arbitraje y Mediación (CAM) de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), además de un ejemplar de «El Arbitraje en la Jurisprudencia de las Cortes Superiores de Justicia de Chile: Período 2002–2020». La pasantía será realizada por la estudiante María Camila Valencia Triana, quien además se consagró como la mejor oradora de la audiencia final.

En palabras de María Camila Valencia Triana: “El Pre-Moot CAM Santiago y la Competencia Internacional de Arbitraje son grandes espacios académicos, los cuáles me han permitido tener un acercamiento a distintas áreas del Derecho, que quizás una no profundiza dentro de la carrera y que son bastante interesantes. Asimismo, me ayudó a fortalecer capacidades personales como la oratoria, el trabajo en equipo, la responsabilidad y entender diferentes puntos de vista, siendo una experiencia que me llevó a crecer tanto a nivel académico como personal. Agradezco a la organización, a las universidades y a los entrenadores por permitir estos espacios para los futuros profesionales y así aportar a su desarrollo”.

Durante la ceremonia de premiación, Macarena Letelier Velasco (Directora Ejecutiva del CAM Santiago) felicitó a los equipos participantes: “aquí ganan todos quienes participan, esa es la primera ganancia. Les transmito mucha energía y mucha confianza en ustedes mismos. Que estén participando habla muy bien de todos los equipos y de las universidades. Sigamos en este camino colaborativo que busca instalar los mecanismos adecuados de resolución pacífica de conflictos en todas nuestras sociedades, porque creemos profundamente en el diálogo, en esa cercanía de quien resuelve los temas, y en ampliar el acceso a la justicia cada vez con más fuerza”.

Junto con agradecer la instancia, el estudiante Santiago Perea Murillo de la Universidad Externado de Colombia, comentó que “esta fue una experiencia muy fructífera, en donde aprendimos muchísimo con cada audiencia, con cada pregunta, con cada intervención, escuchando también a nuestros compañeros. También nos conocimos y pudimos formar lazos en estos días. Queremos agradecerles especialmente a nuestros entrenadores”.

El premio al mejor orador de las rondas generales recayó en Georg Hucke Vásquez, estudiante de la Universidad Andrés Bello, tras haber alegado en representación de la parte demandante y de la parte demandada en dicha fase del pre-moot. Una mención especial se otorgó al estudiante Santiago Perea Murillo, quien obtuvo el máximo puntaje en una audiencia de las rondas generales, pero habiendo argumentado sólo en representación de una de las partes.

Georg Hucke Vásquez recalcó la importancia de tratar materias relevantes en los moots y pre-moots: “creo que es una instancia súper buena para los alumnos, que nos permite crecer, desarrollarnos, y tener un pie más fuerte para poder iniciar nuestra vida profesional. Estoy muy feliz y agradezco al CAM Santiago por haber organizado este pre-moot”.

El premio al mejor orador de las rondas generales consistirá en una pasantía de 1 mes en el área de arbitraje internacional de un estudio jurídico chileno, cortesía de Santiago Very Young Arbitration Practitioners (SVYAP). Tanto el mejor orador de la fase general como quienes obtuvieron menciones especiales, recibirán ejemplares del último libro editado por el CAM Santiago.

El caso de este año enfrentó a Minera Santa María S.A. (MISMA), una sociedad comercial constituida en el Estado imaginario de Marmitania, que tenía la concesión del gobierno para la explotación de una mina de azufre en Sierra Alta; y a Construcciones e Instalaciones Costadorense S.A. (CICSA), sociedad comercial constituida en el Estado imaginario de Costa Dorada, principalmente dedicada a la construcción de obras de infraestructura.

Durante su preparación, los equipos debieron investigador sobre el financiamiento del arbitraje a través de terceros (TPF) y estudiar el Reglamento de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, los Principios UNIDROIT sobre los Contratos Comerciales Internacionales, la Ley Modelo de la CNUDMI sobre Arbitraje Comercial Internacional, la Convención sobre el Reconocimiento y la Ejecución de las Sentencias Arbitrales Extranjeras (Convención de Nueva York de 1958), la Convención Interamericana sobre Arbitraje Comercial Internacional, la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados y el Convenio N° 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales.

Comité Organizador de la Competencia (Natalia Ceballos, Roque Caivano, Verónica Sandler y Solana Beserman) y Coordinadores de Secretarios de Audiencia (Facundo Marcone y Jazmin Escalante).

La fase oral de la XIV Competencia Internacional de Arbitraje, organizada por la Universidad de Buenos Aires y por la Universidad del Rosario de Colombia, tuvo lugar entre el 29 de septiembre y el 4 de octubre de 2021, ocasión en que Claudio F. Osses Garrido (Oficina de Estudios y Relaciones Internacionales), Jazmina Santibáñez Farías (Jefa de la Unidad de Arbitraje) y Macarena Letelier Velasco (Directora Ejecutiva del CAM Santiago) participaron, respectivamente, como árbitros en las rondas generales, octavos y cuartos de final.

En esta ocasión los integrantes del CAM Santiago coarbitraron audiencias en que participaron los equipos de la Universidad Católica Boliviana San Pablo, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de la Universidad de Mendoza, de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón, de la Universidad Santo Tomás de Colombia, de la Universidad Continental, de la Universidad Externado de Colombia, de la Universidad San Francisco de Quito, de la Universidad del Cauca y de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas.

Durante la ceremonia de apertura, el presidente del Comité Organizador, Roque Caivano expresó que “sentimos la emoción permanente de los alumnos y el crecimiento que van teniendo, no solamente en su vida profesional, sino también en su vida personal. Afortunadamente he tenido la experiencia de encontrarme a algunos «mooties», en los primeros años, después, en la vida profesional y me sentía muy orgulloso de haber contribuido con un pequeño granito de arena a través de la Competencia, a su formación y a su desarrollo. Y cuando, el primer año, en la edición de Buenos Aires, me dieron el premio al mentor del año, fue, primero, una enorme sorpresa y, segundo, una emoción muy grande, porque sentí que la palabra mentor era una palabra que tenía un significado muy profundo, tenía una significación realmente importante en lo que uno puede proyectar hacia los demás a través de una actividad como la actividad académica y me generó una emoción muy grande sentir que alguien podía verme como mentor –francamente nunca me hubiera imaginado que tal cosa podría pasar–. Y la competencia, en el fondo, lo que busca es precisamente eso, es generar el crecimiento profesional de los alumnos, el crecimiento en el mundo del arbitraje –porque finalmente nos dedicamos a eso–, y la posibilidad de expandir sus conocimientos y expandir su práctica y sus virtudes como abogados de parte en un arbitraje”.

Los equipos finalistas de la Competencia Internacional de Arbitraje fueron la Universidad del Pacífico (Paula Silva Longobardi y Milene Jayme Mosquera) y la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara (Sofía Vargas y ), quienes se enfrentaron ante un tribunal presidido por la árbitra Elena Gutiérrez García de Cortázar e integrado por los árbitros Ignacio Tirado Martí y Antonio Agustín Aljure Salame.

En la audiencia final, la presidenta agradeció la preparación de los estudiantes, “en beneficio, sobre todo del futuro del arbitraje internacional. Creo que quienes ahora mismo estamos o tenemos en nuestras espaldas llevar adelante con calidad y rigor la solución de disputas, tenemos que estar, a partes iguales, muy tranquilos, de que las generaciones que vienen detrás de nosotros lo van a hacer incluso mejor; y un poco preocupados por nuestro trabajo, porque las generaciones que vienen detrás lo están haciendo demasiado bien, por lo cual, agradecerles, de verdad, todos los esfuerzos y todo su tiempo y energía, porque es lo que necesita esta profesión para que podamos servir de algo y contribuir al desarrollo del comercio internacional, en la parte que nos toca, desde el punto de vista jurídico, en que la resolución de disputas sea realizada de forma eficiente y eficaz, con los más altos niveles de calidad y de rigor”.

El equipo ganador de la fase oral fue la Universidad del Pacífico. En octavos de final participaron, entre otras, la Universidad Externado de Colombia y la Universidad de Chile, siendo los últimos los únicos representantes nacionales en llegar a esta instancia. Durante esta edición también participaron la Universidad Andrés Bello (17°), la Universidad de Concepción (22°), la Pontificia Universidad Católica de Chile (23°) y la Universidad Adolfo Ibáñez (30°).

La estudiante Karola Lay (Universidad de Chile) comenta: “Creo que la palabra que más puede reflejar mi sentir después de esta experiencia es agradecimiento. Me siento agradecida de que haya instituciones que se preocupen de generar estas instancias de aprendizaje y, también, de mi equipo y la Universidad por permitir disfrutarlo y por el apoyo incondicional. La Competencia es un espacio muy valioso para el crecimiento profesional y personal de cada uno de nosotros, otorga la oportunidad de ejercitar aptitudes como el trabajo en equipo, la investigación y la expresión oral, al mismo tiempo que genera un espacio en el cual se puede compartir con compañeros tanto nacionales como internacionales, y con profesionales de alto nivel. Me preocupo de transmitir mi experiencia con compañeras y compañeros de mi Universidad para motivarlos a que participen en las próximas ediciones, que se motiven a conocer de una manera práctica el arbitraje y a descubrir un mundo que es completamente distinto al que estamos acostumbrados. Más allá del resultado concreto que se pueda obtener, es una experiencia grandiosa”.

En esta misma línea, el estudiante Nicolás Alzamora (también de la Casa de Bello) agrega que: “fue una experiencia increíble, exigente, agotadora, pero muy enriquecedora como persona y como profesional. El grupo de ayudantes me ayudó a descubrir mis habilidades al momento de alegar e investigar, además de fomentar el trabajo en equipo. Aprendí un montón de mis compañeras (Karola Lay, Rocío Cartagena y Valentina Osorio) y fue una experiencia que me entregó mucho, ya que me dio confianza y me acercó a lo más real que puede ser una experiencia de abogacía práctica internacional. Los «moots» y esta competencia, en especial, entregan muchísimo, e incluso debería constituir parte de la formación obligatoria dentro de las mallas curriculares de la Facultades de Derecho. Llegamos a octavos de final de manera fuerte y aunque el objetivo era ganar, perdimos contra el campeón, pero nos vamos súper satisfechos, porque lo dimos todo y creemos que nuestro esfuerzo se vio reflejado, especialmente en el pre-moot en que nos tocó participar este año, y en que vencimos en la final a la Universidad de Buenos Aires, la mejor universidad pública de Argentina. Estoy muy orgulloso y feliz con la experiencia, y la volvería a tomar, o a participar en otra competencia como el FDI o el Vis Moot”.

El premio al reconocimiento académico fue entregado al abogado Jorge Robiolo (Universidad Nacional de Rosario, Argentina), en tanto que el premio a la mentora del año lo obtuvo la abogada Analía Consolo (Universidad Nacional de La Plata).

El premio al mejor orador de la fase general de la competencia lo obtuvo el estudiante Paulo César Castañeda Montalván de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. El estudiante Vicente Antonio Soto de la Universidad de Concepción fue el único chileno en alcanzar una mención especial.

Los premios del mejor memorial de la parte demandante y de la parte demandada, los obtuvieron respectivamente la Universidad de Buenos Aires y Universidad San Francisco de Quito. Entre otras universidades, obtuvieron menciones especiales en el memorial de demanda la Universidad Externado de Colombia, la Universidad de Chile y la Universidad Adolfo Ibáñez; y en el memorial de contestación, la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Adolfo Ibáñez.

En la ceremonia de clausura, Anna Joubin-Bret (Secretaria de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional) agradeció al comité organizador y destacó que “la organización de una competencia en formato virtual agrega nuevos desafíos en la forma de interactuar y participar, aunque también nos permite involucrar a una audiencia ampliada de participantes. Felicitaciones al equipo ganador y a todos los equipos que han participado en las diferentes etapas de esta competencia, actuando como abogados en un proceso arbitral internacional, analizando el caso, investigando el Derecho y presentando argumentos de defensa.
Desde la secretaría de la CNUDMI apoyamos la realización de competencias de arbitraje en casos en que la difusión de los textos de la CNUDMI permiten un análisis detallado de estos. La preparación del caso permite que estudiantes, profesores, árbitros y todos quienes participan en la competencia estudien los textos de la CNUDMI y los apliquen a una situación, aunque hipotética. Ese simple ejercicio contribuye a formar a las nuevas generaciones de profesionales en los textos de la CNUDMI.
En el futuro esperamos que las nuevas generaciones apliquen nuestros textos de una forma efectiva y uniforme
”.

En su calidad de patrocinador de la Competencia Internacional de Arbitraje, el CAM Santiago entregó una pasantía de 3 meses para un integrante de los equipos finalistas y 2 becas para que 1 estudiante de cada equipo finalista pueda participar en un próximo curso organizado por la Oficina de Estudios y Relaciones Internacionales. Los premios serán coordinados por el Comité Organizador de la Competencia.

Durante la preparación de los equipos, Claudio F. Osses Garrido participó como árbitro en una audiencia de entrenamiento entre la Universidad Andrés Bello y la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara, y dictó una clase sobre investigación en arbitraje comercial internacional al equipo de la Universidad de Chile. Los AJ CAM Santiago, María Paz Gatica Rodríguez y Álvaro Awad Sirhan, por su parte, arbitraron ensayos de entrenamiento entre la Universidad de Chile y la Universidad de Concepción, y un ensayo interno de la Universidad Andrés Bello.

© 2021 – Oficina de Estudios y Relaciones Internacionales del CAM Santiago.